Agujero azul

El Monumento Natural del Agujero Azul está formado por un gigantesco sumidero submarino rodeado por un anillo de coral en las brillantes y poco profundas aguas del atolón del Arrecife del Faro. El Gran Agujero Azul, la principal atracción del monumento, tiene unos 300 metros de diámetro y más de 120 metros de profundidad. Es la mayor formación geológica de este tipo en el mundo. Este sistema de cuevas colapsadas se formó probablemente en la superficie hace 10.000 años. Todavía hoy se pueden ver los acantilados verticales y las repisas colgantes que sostienen las estalactitas y estalagmitas en las aguas azules y profundas, aunque se necesita una inmersión para experimentarlo.

Este extraordinario lugar, que se hizo famoso gracias al explorador submarino de renombre mundial Jacques Cousteau, está en la lista de deseos de prácticamente todos los buceadores del mundo. Su zambullida vertical, pasando por los tiburones de arrecife del Caribe en el antiguo cenote, acaba dando paso a enormes estalactitas y cuevas. Si no es buceador, puede ver el Gran Agujero Azul a través de excursiones aéreas que salen a diario. Aún más cautivador y fotogénico cuando se ve desde el aire, el Gran Agujero Azul es tan grande que puede verse incluso desde el espacio.

"Ver las estalagmitas y estalactitas a 140 pies de profundidad es una experiencia impresionante. Y no se puede ver el fondo desde allí. Nuestra inmersión duró unos 8 minutos en el Arco", dice el usuario de TripAdvisor @Charlieo122.

Información sobre el viaje

Situado cerca del centro del atolón del Arrecife del Faro, el Monumento Natural del Agujero Azul se puede visitar en una excursión de un día en barco de buceo, en un barco de buceo a bordo o en una excursión aérea. Reserve una excursión de buceo o snorkel con un operador turístico sostenible y con licencia o una excursión turística digna de Instagram con una compañía aérea local. Consulte nuestras directrices de visita responsable antes de visitar el país para poder poner de su parte y proteger la barrera de coral de Belice para que la disfruten las generaciones futuras.

El agujero azul