El aislado Templo Maya Antiguo de El Pilar es tres veces mayor que Xunantunich y todavía se está excavando. El objetivo de este lugar es mostrar a los viajeros cómo vivían los mayas de siempre, descubriendo casas comunes y plantando jardines y cultivos utilizados por los mayas. El Pilar estuvo ocupado desde el año 800 a.C. hasta el 1000 d.C. y, en un momento dado, llegó a tener más de 20.000 habitantes. Si quiere ver cómo vivían los mayas normales, El Pilar es el lugar al que debe ir.

El Pilar es uno de los mayores yacimientos mayas del periodo clásico de Belice. El centro tiene una sección cívica/ceremonial bien definida que incluye áreas privadas y públicas. Con 15 patios o plazas, la complejidad del epicentro de El Pilar sugiere que el sitio tuvo una considerable importancia regional durante el periodo Clásico Tardío. Más allá del recinto central, la densidad de los asentamientos es también muy alta, lo que sugiere que una gran población vivía en la zona de sustentación del sitio. Dentro del centro del yacimiento hay varios templos grandes, palacios y arquitectura de élite. La estructura más alta se eleva unos 18 metros sobre la plaza. Otros elementos arquitectónicos incluyen al menos un campo de juego de pelota y varios depósitos que servían de captación de agua. Aunque los trabajos arqueológicos en El Pilar han sido limitados, se han realizado esfuerzos considerables para desarrollar el entorno forestal natural del yacimiento. Al este del núcleo del yacimiento, en una sección conocida como el Área del Jardín, se conservó una pequeña plaza residencial en un esfuerzo por demostrar la naturaleza de los hogares mayas y su conexión con la flora, la fauna y la ecología natural.

¿Sabías que?

El Pilar es uno de los mayores yacimientos mayas del Valle de Belice y se encuentra a unos 50 kilómetros de la gran ciudad prehistórica de Tikal, en Guatemala.